Nicolas Cage quiere anular su matrimonio cuatro días después de casarse

El actor estadounidense Nicolas Cage parece tener dudas sobre su último matrimonio y ha presentado una demanda de anulación apenas cuatro días después de haberse casado en Las Vegas.

Según informa la cadena CNN, el protagonista de “Leaving Las Vegas” presentó el pasado miércoles un recurso de anulación de su casamiento con la maquilladora Erika Koike.

El actor, de 55 años, y Koike se habían casado en Las Vegas el sábado anterior en lo que supuso el cuarto matrimonio para el protagonista de filmes como “Birdy” o “Peggy Sue got married” (“Peggy Sue se casó”), según la citada cadena.

Cage estuvo casado con la también actriz Patricia Arquette entre 1995 y 2001 y, posteriormente, contrajo matrimonio con Lisa Marie Presley, hija de Elvis Presley, en una unión que apenas duró cuatro meses en 2002.

El tercer matrimonio del ganador de un Oscar y un Globo de Oro por su papel en “Leaving Las Vegas” fue con la actriz Alice Kim en 2004, con quien tuvo un hijo antes de separarse dos años más tarde.

El protagonista de “Arizona baby” tiene otro hijo con la que fuera su exnovia la actriz estadounidense Christina Fulton.

Nicolas Gage es muy conocido por sus papeles en películas como 'Leaving Las Vegas' y 'National Treasure', pero también es famoso por tomar malas decisiones, sobre todo, cuando tiene que ver con el dinero. Se ha ganado a pulso el título de mayor despilfarrador de Hollywood. En su momento fue una de las estrellas mejor pagadas, acumulando un total de 150 millones de dólares, pero es un buen ejemplo de lo que NO hacer cuando pasas a ser rico de repente: se gastó su fortuna en una serie de adquisiciones extravagantes e innecesarias y acabó debiéndole al Gobierno 6 millones de dólares en impuestos, según la CNBC.
A sus 55 años, Cage posee unos 25 millones de dólares, lo cual no es poco, pero no tiene nada que ver con su situación de hace unos años. Echa un vistazo a las compras más extravagantes que ha realizado el actor y con las que se pulió su fortuna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *