15 trucos para adelgazar sin hacer dieta

Si tras seguir una dieta no consigues mantener el peso perdido sino que lo recuperas y hasta sumas algún kilo de más, cada vez te va a ser más difícil adelgazar. Y es que cuando te vuelvas a poner a dieta, tu metabolismo se ralentizará porque ya sabe que va a “pasar hambre” y se protege quemando menos calorías.

Sal del bucle
Si en tu vida hay un “sube-baja” de 2-4 kilos. Si sientes que te pasas el año en un círculo vicioso de dietas: Operación bikini – excesos veraniegos – dieta de vuelta de vacaciones – desfases navideños – propósitos de adelgazar de año nuevo… Este post es justo lo que necesitas. Con estos trucos para adelgazar sin hacer dieta vas a lograr perder peso y no recuperarlo.

Bebe agua al levantarte
Nada más despertarte, antes de desayunar, toma un vaso de agua: imprescindible para hidratar tu cuerpo después de las horas de sueño y un gran remedio para activar los mecanismos de eliminación de toxinas.Y no olvides seguir bebiendo durante todo el día.

Ponle garbanzos a tu ensalada
Las legumbres son ricas en proteínas. Añadir unos 80 g de garbanzos aumenta el valor nutritivo de la ensalada, convirtiéndola en un plato único quitahambre. Igual que los vegetales, también debes tomar proteínas en cada comida. Y las proteínas vegetales de las legumbres tienen la ventaja frente a la carne o el pescado de ser pobres en grasa.

Merendar, el megatruco para no picar
Como lo ideal es hacer una comida temprana –antes de las 3 de la tarde–, tomar un tentempié a media tarde nos ayuda a no picotear ni llegar a la cena con ganas de devorar una vaca con cencerro incluido, o comernos la cena mientras la estamos preparando.

Una manzana antes de las comidas
La Sociedad para el Tratamiento y la Prevención de la Obesidad australiana afirma que muchas personas con sobrepeso consumen la mayoría de las calorías diarias en 20 minutos. Si empiezas las comidas con una saludable manzana –o un par de zanahorias–, como te obliga a masticar y tardas un rato, después comes menos que si empiezas con una lasaña, y así acabas consumiendo menos calorías.

Verduras con pasta…
En vez de pasta con verduras. Intercambiando las cantidades de estos dos alimentos conseguirás saciarte antes, tardar más en volver a tener hambre y comer de 200 a 300 kcal menos. Lo ideal es incorporar verdura a todos los platos, como ingrediente principal o como guarnición.

Cambia la mantequilla por el aguacate
Sustituye la mantequilla de la tostada por una cucharada de aguacate maduro. Además de ganar en salud gracias a su contenido en grasas cardiosaludables, estarás tomando menos calorías. También puedes sustituir la mantequilla por plátano maduro machacado, al que puedes añadir trocitos de frutos secos picados o un poco de cacao en polvo.

Aleja de tu vista la caja de galletas
Pon fuera de tu alcance las tentaciones, dulces y saladas. Opta por los tentempiés saludables (fruta, yogur, un minibocadillo de 40 g, un puñado de frutos secos, unos bastoncitos de zanahoria, apio, etc.). Y, puntualmente, date un capricho –un bollo, unas galletas, un helado, unas patatas chips, etc.–, disfrutando plenamente del momento.

El mejor motor: tus piernas
Según los expertos, caminar dos horas y media a la semana (o 30 minutos al día) aumenta un 25% la pérdida de peso. Desplazarte a pie (o en bicicleta) acelera el metabolismo, activa la quema de calorías y hace que llegues a tu destino de mejor humor. Para quemar todavía más y tonificar las piernas y los glúteos, olvídate de utilizar el ascensor o las escaleras mecánicas.

¡Sí al tupper!
Si comes fuera de casa, prepárate tuppers con comida casera con recetas equilibradas y deliciosas como las de Clara. Tendrás un 26% menos de riesgo de padecer obesidad que si comes en el restaurante o tiras de precocinados.

Si lleva menos ingredientes, mejor
El que lleve pocos alimentos hace que la digestión sea más fácil y que no provoque gases o hinchazón. Pero para que no te dé hambre, deben ser ligeros pero densos. ¿Qué queremos decir con densos? Pues que no es lo mismo una sopa que una crema, por ejemplo. Una sopa hecha con dos o tres verduras es un alimento ligero, pero no quita el hambre porque es todo líquido. En cambio, una crema espesa como esta con las mismas verduras es ligera pero tiene la densidad necesaria para dejarte saciada.

Decántate por el chocolate negro
Si para ti el chocolate es insustituible, escoge el negro. Con él puedes satisfacer tu paladar con un toque dulce y no es tan calórico como el chocolate con leche. Opta por la versión más pura (mínimo el 80%), que sea libre de azúcar, leche y frutos secos. No tomes más de 1 o 2 onzas al día.

Salsa de tomate casera, no industrial
Las salsas industriales, además de mucha sal, contienen gran cantidad de azúcar que suman calorías a tus platos. El kétchup es el caso más extremo, llegando hasta 4 g de azúcar y 20 calorías por cada cucharada (que equivale a una cucharada de azúcar de mesa). Por ello, es preferible que hagas la salsa en casa. También puedes optar por rallar el tomate y añadirle orégano, pimienta u otras especias que te gusten.

Cena con el ordenador en off
Según un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, la luz de aparatos como la televisión o el ordenador puede hacer que se alteren los niveles de melatonina, una hormona que participa en el metabolismo energético. Además, se ha visto que cuanto más atención prestas a tu plato, menos probable es que comas de más.

No a todos los frutos secos
Ojo con las bolsitas de frutos secos, suelen ser salados y fritos, por lo que aportan mucha sal, grasas poco saludables y gran cantidad de calorías. Para tomarlos como tentempié, mejor crudos y sin sal.

Adelanta la hora de cenar
Un estudio del Centro de Investigación Biomédica de Pennington (EE. UU.) muestra que adelantar la cena hace que quememos más grasa durante la noche. Y lo ideal, además, es que la cena sea ligera, que incluya verdura, carne o pescado y algún lácteo y sea pobre en cereales (pan, pasta, patata).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *