El arte marcial que ayuda a las mujeres a defenderse

Los índices delictivos en la CDMX son una preocupación constante, las probabilidades de sufrir un asalto en la Ciudad de México es dos veces mayor que en el resto del país, así lo revelan algunas estadísticas de las instituciones de seguridad, es por ello que muchas mujeres al sentirse impotente ante una situación de tal tipo acuden a aprender técnicas de defensa personal que les permita saber reaccionar y defenderse. Y una de esas técnicas que se está popularizando mucho en México es el Jiu-jitsu, un arte marcial japonés que a través de diversas técnicas enseña a las personas a luchar contra un agresor.

José Luis López, coach de defensa personal de CrossFit Barrio y campeón nacional de Jiu-jitsu, nos platica un poco de este arte marcial y por qué puede ser una opción para aquellas mujeres que buscan aprender técnicas de defensa personal.

¿Cómo surge el Jiu-jitsu?
— Nace en la India, es un arte marcial que se desarrolló para luchar sin emplear armas, está basado en ataques en articulaciones. De Japón emigró a Brasil, ahí lo modifican y surge el Jiu-jitsu brasileño que es más fino que el tradicional considerado un poco tosco y fuerte.

¿Es para todas las edades?
— Sí, la convocatoria es abierta, puede entrar cualquiera, pero por las técnicas que se utilizan a las chicas se les hace fácil y divertido. Tenemos alumnas de diferentes edades desde 11 a 27 años.

¿Qué aprenden en clase?
— Primero, intentamos reforzar la confianza y seguridad. Tratamos que en las primeras clases lo prueben, de tal manera que se diviertan, pero a la vez ejercemos un poco de presión para que sepan reaccionar. La base son 36 técnicas que vienen en el programa de defensa y lo reforzamos con algo de boxeo y pateo para enseñarles a golpear. Por otro lado, integramos una platica sobre control de emociones que les servirá a manejarse ante dicha situación.

¿Hay riesgo de lastimarse?
— No. Al final de cada sesión me transformó en el agresor y trato de controlarlas con mi fuerza para que ellas tengan la seguridad de que pueden hacerlo sin correr el riesgo de lastimarse, también les enseñamos a caer y así protegerse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *